Aedes 1101. Iglesia Sant Jaume de Frontanyà

43,99 €

-4,00 €

47,99 €

3639

Producto nuevo

  • Escala: 1/80
  • Nº aprox. Piezas: 3.800
  • Dificultad: 7.5/10
  • Medidas (Mm.): 300 x 400 x 220

Advertencia: ¡Últimos artículos en stock!

Envíos GRATIS desde 9.99€ en 24/48h a Península y en 48/72h a Baleares

La iglesia de Sant Jaume de Frontanyà está situada en el pueblo del mismo nombre, en la comarca del Alt Berguedà, al noreste de España, en la Catalunya central.
El primer testimonio escrito que habla de este templo se remonta al siglo XI, aunque hay indicios de una existencia anterior. Es uno de los mejores ejemplos del arte románico en Catalunya. 
En los años 1962-1966, la iglesia fue objeto de una importante restauración. Más tarde, de 1991 a 1993 se restauró el campanario, la escalera de acceso, el ojo de buey de la fachada y las cubiertas de la nave y el crucero.
La iglesia es de planta de cruz latina, con una nave y tres ábsides semicirculares que se abren al transepto. La nave está cubierta con una vuelta de cañón, reforzada por un arco toral. Los brazos del crucero también tienen vuelta de cañón. En la intersección de la nave con el crucero se eleva una cúpula octagonal sobre trompas. Y en la intersección con el transepto se sitúa una cúpula de 12 costados, única en Catalunya, que no forma propiamente un dodecágono, sino que es una modificación del octágono básico. Es uno de los cimborrios románicos más complejos y elegantes. Aparece decorado con una galería de ventanas ciegas, y su cubierta es piramidal. 
La fachada principal está decorada con arcos lombardos, en grupos característicos de cinco y separados por franjas verticales. Sobre la puerta se sitúa una vidriera circular, abierta en épocas posteriores, y que sustituye una primitiva ventana románica. La fachada aparece coronada por un campanario rectangular, construido posteriormente, en el siglo XVI.
Los ábsides están decorados con un friso de arcuaciones lombardas y, el central, con lesenas. Para muchos estudiosos, estos ábsides son únicos en su género, por la perfección, simplicidad y elegancia de sus líneas.